Martes 22/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

El abogado que designe la infanta Cristina podrá reclamar que la declaración se realice en Barcelona

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La infanta Cristina tiene derecho, como cualquier ciudadano, a declarar en la ciudad en la que esté domiciliada. La práctica habitual en esos casos es que el juez envíe un exhorto a la audiencia competente. En este caso, el juez Castro debería haber enviado una petición de colaboración judicial a la Audiencia Provincial de Barcelona para que un juez instructor de allí le tomase declaración.

Sin embargo, el juez no lo ha hecho con ninguno de los imputados en el caso Nóos, que no han reclamado su derecho y se han trasladado hasta la Audiencia Provincial de Palma para prestar declaración.

El abogado de la infanta, aún sin designar pero que según adelantaba El Confidencial Digital no será Pascual Vives, además de recurrir de igual forma que el fiscal el auto de imputación por “indicios flojos”, también podría reclamar que doña Cristina, subsidiariamente, declarase en Barcelona y por exhorto.

Estas dos apelaciones no paralizarían el procedimiento, aunque podría ser suspendido mientras se tramitan las apelaciones.

Tramitación del recurso de apelación

El proceso de tramitación del recurso de apelación presentado por la Fiscalía al juez Castro para impugnar la imputación de la infanta Cristina seguirá el curso habitual.

Según ha explicado José María de Pablo, experto en derecho procesal, a Monarquía Confidencial, el fiscal tiene cinco días para presentar el recurso de apelación desde que el juez le notifica el auto.

En este caso, el plazo comenzó el miércoles 3 de marzo, cuando la Fiscalía anunció la presentación de dicho documento.

Una vez el recurso es entregado al juez, éste debe distribuirlo a las partes, aunque la ley no tiene fijado un plazo máximo de entrega: puede hacerlo el mismo día o esperar meses.

En el momento en que la acusación y la defensa posean el documento deberán enviar sus alegatos al juez en un plazo de cinco días.

Las partes deberán valorar el recurso y postularse a favor, en contra o mostrarse indiferentes.

Transcurrido el plazo estipulado, el juez reunirá todos los documentos ya en su poder, el recurso y las alegaciones, y los enviará a la Audiencia Provincial de Palma, en este caso, donde una sección de tres magistrados (no el juez Castro, que es el de instrucción) decidirá si se estima o se desestima el recurso del fiscal.

Normalmente, la ley no prevé que la decisión sobre los recursos de alegación se adopte mediante vista pública. No obstante, en algún caso mediático se ha producido. Por ejemplo, con Gómez Bermúdez o el juez Ruz con el caso Bárcenas.

Si el recurso del fiscal finalmente es desestimado por la Audiencia, la infanta deberá desplazarse a declarar el día 27 de abril a la Audiencia Provincial de Palma ante el juez Castro.

Puesto que acude como imputada, técnicamente, la infanta podría negarse a declarar y, al no prestar juramento, podría mentir.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·