Viernes 18/08/2017. Actualizado 14:09h

·Publicidad·

España

Cuenta con alumnos de 139 nacionalidades

Menú “internacional”, esquí y producción de cine: así es el colegio de los hijos de la infanta Cristina

Asisten en Ginebra al Ecolint, uno de los centros internacionales más antiguos del mundo. La educación es bilingüe en inglés y francés

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Juan, Pablo, Miguel e Irene acuden cada mañana al Ecole Internationale de la Route de Chêne de Ginebra. Se trata del colegio internacional más antiguo del mundo, donde tienen la posibilidad de realizar multitud de actividades como producción cinematográfica o esquí.

Ecole Internationale de la Route de Chêne. Ecole Internationale de la Route de Chêne.

Los hijos de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin acuden junto con otros 4.000 niños a un centro exclusivo de la ciudad suiza de Ginebra. Ahí, los sobrinos de Felipe VI pasan desapercibidos mientras comparten clases con alumnos de diferentes partes del mundo hasta llegar a juntarse más de 80 lenguas.

Para poder desarrollar su aprendizaje, el colegio ha diseñado diferentes programas para estudiar las materias de forma bilingüe, tanto en inglés como en francés. Además, el Ecolint cuenta con tres campus, dependiendo de cual se escoja, se enfatizará más en un idioma u otro.

Los tres edificios cuentan con el mismo servicio de cafetería “Novae”. Se trata de una empresa la cual elabora menús junto con una dietista. Además, de forma especial, los infantes y el resto de alumnos tienen semanas temáticas de comida internacional en la que prueban platos de los diferentes países. Por lo tanto, existe pluralidad tanto en las aulas así como en sus comidas.

Extraescolares: club de debate, producción de cine y ping-pong

La diversidad también está presente en las actividades después de clase. Los hijos de Iñaki Urdangarin pueden escoger entre: ping-pong, bádminton, club de debate, producción cinematográfica y escalada entre otras.

Además como deportes habituales, los sobrinos de los reyes de España pueden practicar esquí, rugby o  baloncesto. Para la menor de los niños, Irene, existe la posibilidad de apuntarse para ser animadora de los diferentes equipos.

Admisión de los infantes en el colegio

La infanta Cristina en el momento en el que le comunicaron su traslado a Ginebra tendría que haber presentado una solicitud para que el centro tramitase si aceptaban a los niños o no. El importe del documento es de 230  euros y se debe realizar uno por cada alumno que se quiera matricular. Dicha cantidad no es reembolsable en el caso de que no les acepten y se debe abonar con tarjeta de crédito.

No se realiza examen de acceso

Durante el proceso de selección no se realizan exámenes de acceso, sin embargo, sí que pueden requerir mayor información del expediente académico del alumno o solicitar alguna entrevista con el mismo.

En el caso de que les acepten, como fue el caso, Iñaki y Cristina tuvieron que registrar a los cuatro niños pagando aproximadamente 2.300 euros por cada uno de ellos. Además, como requisito imprescindible para entrar a formar parte del instituto es el realizar una aportación de más de 3.500 para contribuir a la mejora del entorno del Ecolint.

La tarifa anual del colegio varía desde los 17.000 a los 30.000 euros, dependiendo del curso del alumno. No obstante, conforme se avanza en el programa lectivo, la cantidad a pagar es mayor. Del anterior importe quedan excluidos el transporte y el comedor, este último puede alcanzar hasta los 2.000 euros.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·