Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

La Casa Real Española, siguiendo al Gobierno, sigue apoyando la política cultural de la dictadura china

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

EL Príncipe de Asturias recibió ayer por la mañana en audiencia en el Palacio de la Zarzuela a los profesionales participantes en la tercera edición del Programa de visitantes "Futuros Jóvenes Líderes Chinos" que están en España para mejorar su conocimiento sobre la realidad del país. Una iniciativa que sigue chocando con la política de austeridad, en gestos y contactos bilaterales, de los países de la Unión Europea hacia el país organizador de los Juegos.

Cuando aun no se han apagado las críticas, dentro y fuera de España, a la presencia de don Felipe y de la Princesa de Asturias, el próximo 8 de agosto en Pekín, a la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos, la Casa Real continua con la política del gobierno de Zapatero. Se trata de estrechar lazos con la República Popular China, algo que, aunque es rentable económicamente para todos los países de la Unión, resulta rechazable éticamente tras los sangrientos sucesos del Tibet.

De hecho, la mayoría de los países han decidido, también por las protestas populares, mostrar a través de gestos inequívocos su rechazo a la política de la dictadura china en aquel territorio. Nada que ver con España.

En esa línea, el Príncipe de Asturias recibió ayer a los ocho profesionales que participan en la tercera edición del Programa de visitantes "Futuros Jóvenes Líderes Chinos", cuyas edades oscilan entre los 35 y 50 años. Entre sus acompañantes, figuraba el secretario general de la Fundación Consejo España-China -promotora de los encuentros en colaboración con el Ministerio de Asuntos Exteriores- y subdirector de Asia Continental, Carlos Morales, y el director general de Asia Pacífico, José Eugenio Salarich.

La iniciativa tiene como objetivo divulgar la realidad española en el país asiático y surgió tras la visita que realizó a España el presidente chino, Hu Jintao, en noviembre de 2005, en la que se acordó además la celebración del "Festival de Arte Chino" en España. Iniciativas que vienen a compensar el apoyo a China "que nunca olvidaremos" como dijo a José Luis Rodríguez Zapatero el pasado 6 de junio, el ministro chino de Relaciones Exteriores, Yang Jiechi.