Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Calentón de don Juan Carlos por el cambio de gobierno en Martes Santo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No hay muchos precedentes de cambios de gobierno en plena Semana Santa, y menos casi sin avisar, pero Zapatero no tuvo más remedio que resolver la crisis a causa de las filtraciones. Don Juan Carlos y doña Sofía, que ya estaban de vacaciones tuvieron ayer que volver a Zarzuela para presidir la jura de los nuevos ministros ayer a las seis de la tarde. Las sonrisas del acto no impidieron algunos comentarios del monarca a sus más cercanos colaboradores sobre el día elegido.

 

FOTOGRAFÍA: IPAPRESS

Y es que don Juan Carlos y doña Sofía tenían ya planes hechos. Y aunque la obligación es la obligación, el cambio es el cambio. El caso es que ayer a las seis estaban los dos presentes como no podía ser menos. Al final hubo seis 'promesas': las de los vicepresidentes segundo y tercero del Gobierno, Elena Salgado y Manuel Chaves, respectivamente, así como los cuatro nuevos ministros nombrados hoy por José Luis Rodríguez Zapatero: José Blanco, Ángel Gabilondo, Ángeles González-Sinde y Trinidad Jiménez. Todos prometieron ayer por la tarde sus cargos ante el Rey.

Ejerció como notario mayor del Reino el titular de Justicia, Francisco Caamaño, quien hace un mes y medio que tomó posesión de su cargo y que ha sido el encargado de dar fe del ofrecimiento solemne de sus compañeros de Gabinete. Con la mano derecha sobre un ejemplar de la Constitución, abierto en el título cuarto -del Gobierno y de la Administración-, artículo 199, todos los nuevos miembros del Ejecutivo optaron por la fórmula de la promesa, y no por el juramento.

En la misma mesa, cubierta con un terciopelo rojo, en la que estaba la Carta Magna, había una edición de la Biblia, que data de tiempos de Carlos IV, que mostraba el capítulo 30 del Libro de los Números, que reza sobre el voto y el juramento, y un crucifijo de plata sobredorada. A la izquierda de la mesa donde estaban los libros se han situado los Reyes y cerca de ellos Rodríguez Zapatero y otros testigos de la solemne ceremonia.

El jefe de protocolo de la Casa del Rey, Alfonso Portoles, leyó los reales decretos de ayer mismo por los que se procedía al nombramientos de los dos vicepresidentes y de los cuatro ministros, antes de que cada uno de ellos prometiera su cargo. "Prometo cumplir con las obligaciones de vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, con lealtad al Rey, y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, así como mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros", fue la fórmula empleada por Elena Salgado, la primera en prometer su cargo.

Tras la promesa, el Rey, seguido de la Reina y del presidente del Gobierno, acudieron a felicitar a los nuevos integrantes del Gabinete, con quienes posaron para la fotografía oficial de familia. Comenzaban, ahora sí, las vacaciones.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·