Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Se votará en el pleno del ayuntamiento

La CUP pretende acabar con todo rastro monárquico del ayuntamiento de Barcelona

Su propuesta contra la estatua de Colón incluye también los símbolos de cualquier rey o noble. Afectaría a otro busto de Juan Carlos I, a un retrato de la regente María Cristina de Habsburgo...

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El gobierno municipal de Ada Colau llegó al poder tras las elecciones de 2015 con varios gestos antimonárquicos, incluida la retirada de un busto de Juan Carlos I que presidía el salón de plenos. Su intención es efectuar más cambios y retiradas de símbolos, pero los independentistas radicales de la CUP quieren que esa campaña sea más amplia.

Retrato de la regente María Cristina con Alfonso XII. Retrato de la regente María Cristina con Alfonso XIII.

La Candidatura d’Unitat Popular, que cuenta con tres concejales en el ayuntamiento de Barcelona, ha presentado una propuesta para cambiar en profundidad los símbolos de la capital de Cataluña. La idea que más polémica ha despertado es la de retirar la estatua de Cristóbal Colón que hay junto al puerto, al entender que es una muestra de colonialismo e imperialismo hacia América y que debería ser sustituida por una que homenajee la resistencia de los pueblos indígenas.

También quieren quitar la estatua de Juan Antonio Samaranch, por haber sido falangista; dejar de considerar festivo el 12 de octubre, Fiesta Nacional de España y aniversario del Descubrimiento de América; y retirar todas las banderas españoles y los signos monárquicos de los edificios municipales y de las vías públicas.

No sólo contra los Borbones

Fuentes del grupo municipal de la CUP explican a Monarquía Confidencial que su partido está realizando un lista, un catálogo que se va nutriendo de aportaciones de sus simpatizantes y otros vecinos, que señalan las calles, estatuas, cuadros y otras referencias a distintos reyes de la historia de España y de Cataluña que existen en Barcelona.

Ya en su momento en estas páginas se informó de que el gobierno de Ada Colau estaba haciendo un inventario de “elementos borbónicos” para estudiar qué hacer con cada uno de ellos, ya que en su momento se consideró que había una “sobreexposición” de signos de los últimos reyes de España.

De hecho, Colau ordenó retirar el busto de Juan Carlos I que presidía el salón de plenos, por no ser ya rey. Aunque en su lugar no colocó el retrato de Felipe VI, como ordena la legislación estatal, y quitó el que puso el PP. También quiere renombrar el propio salón de plenos, que pasaría de recordar a la reina regente María Cristina de Habsburgo, esposa de Alfonso XII, a honrar al alcalde republicano Carlos Pi i Sunyer.

Sin embargo, la propuesta de la CUP va más allá. Las fuentes consultadas explican que su idea está pensada “en clave de república”, por lo que implicaría retirar cualquier rastro monárquico en el ayuntamiento y en todos los edificios municipales.

Esta óptica republicana no se limitaría a los reyes de la dinastía de los Borbones, “odiada” por los independentistas debido a que acusan al primer rey Borbón, Felipe V, de haber acabado con las instituciones propias de Cataluña tras la Guerra de Sucesión.

La “óptica republicana” que propone la CUP para la simbología de Barcelona implica no hacer ninguna distinción entre los Borbones y los reyes anteriores. Incluso señalan los cuadros o estatuas que honran a nobles (duques, condes) por el mero hecho de ese título nobiliario.

El cuadro de María Cristina y Alfonso XII

Aunque aún están recopilando ejemplos, y admiten que luego serían técnicos del ayuntamientos quienes aplicarían caso por caso esta norma, desde la Candidatura d’Unitat Popular apuntan varios símbolos monárquicos que aún resisten a los cambios impulsados por Ada Colau.

Por ejemplo, aseguran que aunque se retiró el busto de Juan Carlos I del salón de plenos, aún hay otra figura del rey emérito en una sala de reuniones del consistorio.

Incluso apuntan al cuadro que cuelga justo detrás de Ada Colau en los plenos: se trata de una pintura de Francisco Masriera que representa a la reina regente María Cristina -que todavía da nombre al salón- con su hijo Alfonso XII. La propuesta de Barcelona en Comú de renombrar el salón nada dice del cuadro, pero los anticapitalistas sí quieren que se estudie retirarlo.

De aprobarse esta retirada de símbolos monárquicos, la CUP señala que a partir de entonces se iría estudiando qué hacer con los distintos elementos representativos de reyes y de personalidades de las distintas casas reales que se han sucedido a lo largo de la Historia.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·