Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Según documentos secretos desclasificados

La CIA elaboró una nota sobre la herencia que Alfonso XIII dejó al abuelo de Felipe VI

Detallaba los 50 millones de pesetas que recibió don Juan de Borbón. El espionaje norteamericano dedicó gran atención a la actividad de los monárquicos durante el franquismo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos ha subido a su página web 12 millones de documentos que en su momento fueron secretos y, tras ser desclasificados, ahora se pueden consultar por Internet. Algunos de esos informes hacen referencia a don Juan de Borbón.

Don Juan de Borbón y don Juan Carlos. Don Juan de Borbón y don Juan Carlos.

La CIA ha puesto a disposición de los internautas un gran número de documentos e informes, entre los cuales hay algunos que aportan información sobre cómo fueron siguiendo los servicios de inteligencia de Estados Unidos la política española durante la dictadura de Franco y en la Transición a la democracia.

Entre los personajes objeto de la atención de los espías estadounidenses se encontraba, de forma preferente, Juan Carlos I. Si antes de ser rey, como príncipe heredero a la sombra de Franco, dudaban de su capacidad para conducir a España hacia la democracia, más tarde reportaban a Estados Unidos informes en los que alababan el papel que había jugado el rey Juan Carlos para frenar la desconfianza de los militares y abortar las intentonas golpistas.

Por ejemplo, en marzo de 1977 -antes de las primeras elecciones democráticas- un memorándum de la CIA destacaba la evolución española a la muerte de Franco y señalaba que el rey Juan Carlos había jugado un papel destacado en todo el proceso.

Aunque permanecía en un segundo plano, en la trastienda había manejado los hilos para que Adolfo Suárez fuera presidente, y también había ido reemplazando a los mandos más franquistas de la cúpula militar por otros más abiertos a la democracia.

Informes sobre don Juan y su herencia

Remontándose años atrás se puede comprobar que la atención de la CIA hacia el rey Juan Carlos vino precedida de una gran cantidad de informes y memorandos sobre el padre de rey emérito y abuelo de Felipe VI: don Juan de Borbón.

Si en 1945 el pretendiente a la Corona hizo público el Manifiesto de Lausana en el que pedía a Franco que democratizara España, a partir de la segunda mitad de los años 40 comenzaron los informes del espionaje estadounidense sobre los monárquicos españoles.

Sobre don Juan de Borbón, por ejemplo, en 1948 la CIA envió un informe confidencial que daba cuenta de la fortuna personal del jefe de la casa real española, entonces en el exilio de Estoril (Portugal).

Se explica que Alfonso XIII (que murió en 1941) dejó sus propiedades a su heredero don Juan, pero estableciendo pensiones para sus otros hijos. La CIA señala que don Juan recibió como herencia unos 50 millones de pesetas de entonces. Eso sí, habían sido invertidos en Suiza en francos suizos y en dólares americanos, lo que le daba mayor solvencia y seguridad.

Además, los espías señalaban que el pretendiente a la Corona poseía en España diversas propiedades de la familia real que habían sido respetadas por la Segunda República y por la dictadura de Franco. Y añade un dato curioso: una de esas inversiones “más rentables” estaba en el Metro de Madrid, de cuya propiedad tendría una parte.

El “subsidio” de Franco que rechazó don Juan

Ya desde esos años de la posguerra, a finales de los 40, la CIA se fijó en los movimientos de los grupos monárquicos que estaban activos en España y que tenían contactos con don Juan de Borbón en el exilio.

El servicio de espionaje de Estados Unidos dio cuenta a sus mandos de cómo se fueron organizando los “donjuanistas” dentro de España, con sus propias organizaciones juveniles. Diferencia entre los monárquicos más opuestos a Franco, y los que colaboraban con el régimen, entre los que estaban muchos militares.

Son numerosos los informes que tratan de reuniones y actos de personalidades monárquicas en España y también en el exilio, así como contactos que hubo entre el círculo de don Juan de Borbón y distintas fuerzas políticas y sindicales. Eran los años del Pacto de San Juan de Luz, en el que el PSOE de Indalecio Prieto y los monárquicos y otras fuerzas conservadoras pero no franquistas (restos de la CEDA de Gil Robles) se pusieron de acuerdo para tratar de que España alcanzara un sistema democrático.

También recoge detalles que habrían llegado a sus agentes acerca de las conversaciones entre Franco y don Juan de Borbón. En 1948 el dictador y el pretendiente a la Corona se entrevistaron en el yate Azor, cuando acordaron que el futuro Juan Carlos I estudiaría en España.

En un documento se recoge el rumor de que Franco ofreció a don Juan un “subsidio” como alteza real, que el padre de Juan Carlos I y abuelo de Felipe VI rechazó. Pero sobre todo habla del malestar de algunos generales monárquicos, como Alfredo Kindelán, que se vieron sorprendidos por el acuerdo para enviar al pequeño Juan Carlos a Madrid para que se formara en España de cara a una futura restauración de la monarquía en su persona.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·