Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

El retrato de Beatriz de Inglaterra, madre de la reina Victoria Eugenia, pintado por László, se vende por 26.600 euros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Aunque se desconoce la identidad del comprador, MC ha podido saber que su residencia se encuentra en el extranjero, por lo que nuestro país pierde la oportunidad de conservar uno de los bienes más preciados de la Familia Real que, hasta ahora, se conservaba en nuestro país. El cuadro pasó de la reina Victoria Eugenia, esposa de Alfonso XIII, a su hija, María Cristina de Borbón y Battenberg, condesa de Marone, y a su muerte en 1996 a manos de una de sus hijas, que ha sido quien ha vendido el cuadro en Londres.

Tal y como adelantó Monarquía Confidencial, la casa Sotheby's subastó ayer en Londres un retrato de Beatriz de Inglaterra, firmado por el artista húngaro Philip Alexius de László. El cuadro -uno de los lotes que formaba parte de la puja "British and Continental Pictures"-, que partía con una estimación entre 4.000 a 6.000 libras británicas (de 5.160 a algo menos de 8.000 euros), se adjudicó finalmente en 26.600 euros, cinco veces el precio de salida 

Aunque se desconoce la identidad del comprador, MC ha podido saber que la residencia donde conservará el cuadro se encuentra en el extranjero, por lo que nuestro país se queda sin uno de los bienes más preciados de la Familia Real Esapñola.

El retrato de la madre de Victoria Eugenia de España -futura mujer de Alfonso XIII y abuela paterna del rey don Juan Carlos- se encontraba en su residencia de Vieille Fontaine de Lausana (Suiza), donde fue fotografiado por algunos fotógrafos que realizaron reportajes de aquella residencia. El cuadro pasó de la reina Victoria Eugenia, por herencia, a su hija, María Cristina de Borbón y Battenberg, condesa de Marone -al casarse con el aristócrata italiano Enrico Eugenio Marone-Cinzano -, y a su muerte en 1996 a manos de una de sus cuatro hijas que ha decidido subastarla en Londres.

No es la primera vez que se venden bienes pertenecientes a la Familia Real Española. En 1993, por ejemplo, se subastó en la ciudad suiza de Ginebra una importante gargantilla de brillantes que perteneció a la reina María Cristina y, anteriormente, Sotheby's también subastó una de sus diademas de brillantes y esmeraldas.

El rey Juan Carlos compró precisamente a su tía Cristina Marone una diadema que había encargado en la casa Cartier de París la reina Victoria Eugenia. Hoy la luce doña Sofía y es una de las joyas históricas de la Familia. No siguieron todas las joyas que heredó doña Cristina la misma suerte pues varias, no menos importantes que la diadema, fueron vendidas en subasta en Suiza y Londres.