Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Durante el viaje de Estado para visitar al emperador

Amnistía Internacional pide a Felipe VI que presione a Japón contra la pena de muerte

La ONG ha enviado una carta al rey en la que le solicita que muestre su preocupación por que se siga ejecutando a condenados mediante ahorcamiento

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Siempre que el rey de España viaja a un país en el que no se respetan los derechos humanos, organizaciones como Amnistía Internacional le piden que ante esos gobiernos el jefe del Estado exija mejoras en estos ámbitos. Así ocurrió con Arabia Saudí, pero también ahora en la visita a Japón.

Don Felipe, en una imagen de archivo de un acto hispano-japonés. Don Felipe, en una imagen de archivo de un acto hispano-japonés.

El primer viaje de Felipe VI a Arabia Saudí se estaba preparando para febrero de 2016. Sin embargo, la situación política no resuelta obligó a cancelarlo: pero también hubo una intensa campaña para que el rey de España no visitara al monarca que lidera un régimen que acababa de ejecutar a 47 personas a las que acusaba de terrorismo.

Partidos políticos -de Ciudadanos a Podemos- y organizaciones por los derechos humanos pidieron a don Felipe que no realizara esa visita, justo en medio de las declaraciones de condena de numerosos países y organismos internacionales. La visita no se llevó a cabo entonces, pero sí finalmente en enero de 2017.

Pues bien: con la visita de Estado a Japón que comienza este miércoles 5 de abril, también se han producido protestas de organizaciones por los derechos humanos.

La ONG Amnistía Internacional envió recientemente una carta a Felipe VI para pedirle que en este viaje al país nipón aprovechara para mostrar su “preocupación” por el hecho de que se sigue aplicando allí la pena de muerte por delitos de especial gravedad: según esta organización, incluso con ejecuciones secretarias y también a personas con enfermedad mental.

Amnistía Internacional denuncia que junto a Estados Unidos, Japón es el único país del G8 que aún aplica la pena de muerte (mediante el método del ahorcamiento). En 2016 fueron ejecutadas en Japón tres personas condenadas y se impusieron otras tres condenas a muerte.

Cabe señalar que en el reciente viaje del rey a Arabia Saudí, el tema de los derechos humanos en principio no se trató en las reuniones de Felipe VI con el rey Salman. El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, se comprometió en el Senado a tratar ese tema durante el viaje, pero no hubo más que algunas peticiones de que se amplíen los derechos de las mujeres, en charlas informales que mantuvo el ministro con autoridades saudíes.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·