Jueves 24/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Alfonso XIII dejó en herencia a don Juan casi 55 millones de euros, y éste dejó a don Juan Carlos poco más de dos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Durante las últimas semanas se ha especulado sobre la herencia que habría recibido el rey de su padre, el conde de Barcelona, tras una información publicada por el diario El Mundo en la que se afirmaba que don Juan Carlos habría heredado de su padre poco más de dos millones de euros que tendría guardados en Suiza y sin declarar en España.

Coincidiendo con el aniversario del fallecimiento de don Juan y para aclarar alguno de estos puntos, Luis María Anson, columnista de dicho medio, comunicó que el conde de Barcelona heredó de su padre, el rey Alfonso XIII casi 55 millones de euros, además de diversas propiedades, cuadros, joyas y acciones.

De los 120 millones de euros que Alfonso XIII dejó a sus hijos al morir en el exilio, tan solo dos millones de euros habría recibido en herencia el hijo de su legítimo heredero, don Juan Carlos.

Con el dinero de su herencia, al que hay que sumar la venta de los dos palacios donados por su padre, el de La Magdalena y el de Miramar, don Juan habría vivido todo su exilio sin necesidad de recibir préstamos ni donaciones de ninguna persona de su entorno.

Esta revelación por parte del director de El Cultural, indica que don Juan no fue financiado ni por aristócratas ni por banqueros portugueses, y que mucho menos recibiera dinero de las arcas públicas de España.

Estas afirmaciones, de ser ciertas, desmontarían la teoría sostenida hasta el momento por gran parte de los biógrafos del padre del rey, así como por especialistas en monarquía y casas reales, que enunciaba de don Juan había requerido de la generosidad de su círculo más próximo para sobrevivir en Estoril.

De hecho, según aclara Anson, para mantener una claridad permanente en sus cuentas frente al gobierno español de Franco, el conde de Barcelona admitió tener dentro de su equipo de confianza a dos diplomáticos franquistas que dieran constancia al régimen de que no se conspiraba contra él desde el exilio.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·