Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Don Juan Carlos, Alberto II de Bélgica e Isabel II se refieren a la crisis en sus discursos de Nochebuena y Navidad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Rey, preocupado por la "seria crisis" económica y tras advertir que no "hay recetas mágicas" para solucionarla, instó ayer al conjunto de las fuerzas políticas del país y a todos los españoles, durante su discurso de Nochebuena, a "tirar del carro" a través de un mensaje de optimismo y esperanza. También era muy esperado el discurso del rey Alberto II de Bélgica, que se dirigió ayer a sus súbditos en el marco de la grave situación política, económica y financiera por la que atraviesa el país. Por su parte, la reina Isabel II de Inglaterra se referirá hoy a la hecatombe económica en su tradicional discurso de Navidad, la única ocasión en la que puede expresar su propia opinión y no la de su Gobierno.

Don Juan Carlos, preocupado por la "seria crisis" económica y tras advertir que no "hay recetas mágicas" para solucionarla, instó ayer al conjunto de las fuerzas políticas del país y a todos los españoles, durante su discurso de Nochebuena, a "tirar del carro" a través de un mensaje de optimismo y esperanza. El Rey resaltó que de un año como el 2008, lleno de acontecimientos, hay que destacar "el 30 aniversario de la Constitución, la lucha contra el terrorismo y la crisis financiera y económica generalizada que atravesamos". También mostró, más "allá de la frialdad de las cifras", su "preocupación" por "las numerosas personas que han perdido su empleo, por los jóvenes que no encuentran trabajo y por los que ven amenazados o truncados sus proyectos". Confianza en los españoles. Eso es lo que demostró el Monarca, pues dejó muy clara su confianza en la inteligencia, el tesón y la capacidad de superación de sus súbditos "para tirar del carro", porque el objetivo es "volver cuanto antes a la senda del crecimiento económico y de la creación de empleo", lo que debe tener, matizó, "un carácter prioritario". Fuera de nuestras fronteras

También era muy esperado el discurso del rey Alberto II de Bélgica, que se dirigió ayer a sus súbditos en el marco de la grave crisis política, económica y financiera por la que atraviesa el país. La dimisión el pasado viernes del Gobierno confería al mensaje real un carácter casi de emergencia nacional. En contra de lo acostumbrado, el Rey se vio obligado a redactar y grabar el mensaje contrarreloj, muy pocas horas antes de su emisión. En Inglaterra, la reina Isabel II se referirá hoy a la crisis económica en su tradicional discurso de Navidad, la única ocasión en la que puede expresar su propia opinión y no la de su Gobierno. De acuerdo con la cadena "BBC", la Soberana dirá que, aunque la Navidad es una fecha para la celebración, "este año será una ocasión más sombría para muchos". Asimismo, Isabel II lamentará "la violencia en tierras lejanas", un mes después de los atentados en Bombay, en la antigua colonia británica de la India, y mientras miles de soldados de este país participan en conflictos en el extranjero. En el mensaje televisado de este año, podrán verse imágenes del príncipe Enrique presentando unos premios infantiles y también del príncipe Carlos, que este año cumplió los 60. Tradicionalmente, la Reina pronuncia su discurso en la Sala de Música del palacio de Buckingham, de pie en frente de un gran piano sobre el cual se exponen fotografías de miembros de su familia, con un árbol de Navidad de fondo.