Miércoles 28/06/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

El confidente de la corte

De la solemne Comunión de Alfonso XIII a la discreta de la infanta Sofía

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La hija menor de los reyes Felipe y Letizia recibió la Primera Comunión junto a sus compañeros de colegio en un acto privado, de forma muy distinta a lo que ocurrió con otros príncipes e infantes españoles.

Para empezar, si Sofía y antes su hermana Leonor hicieron la Comunión en una parroquia de Aravaca, en Madrid, su padre Felipe y las hermanas de éste Elena y Cristina la hicieron en la capilla del Palacio de la Zarzuela, y siempre el 30 de mayo, día de San Fernando III, rey de Castilla y León. Pero la publicidad y solemnidad de esta ceremonia en la que los príncipes o infantes comulgan por primera vez también era importante décadas antes. Tal y como explicó José Luis Sampedro en una conferencia pronunciada en 1998 sobre esta ceremonia, don Juan de Borbón hizo la Comunión en la capilla del Palacio Real de Madrid, como sus hermanos, aunque el entonces príncipe de Asturias Alfonso (muerto muy joven) lo hizo en la Sala de Tapices, de manos del Obispo de Sión y en presencia del Nuncio del Papa. Y Alfonso XIII (formalmente rey, pero con su madre María Cristina como regente) tomó su Primera Comunión vestido con uniforme de alumno de la Academia de Infantaría, adornado con el vellocino del Toisón de Oro (que también tiene Leonor) al cuello. A la misa asistieron los ministros del Gobierno, generales, arzobispos y un buen número de nobles.