Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Dinamarca

La princesa Mary, volcada con la lucha contra la violencia de género

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La princesa Mary de Dinamarca, esposa del heredero al trono, ha creado a través de su fundación un sistema de ayuda económica y psicológica a las mujeres que sufren violencia de género. La lucha de la princesa contra la pobreza, el maltrato y el abandono infantil es cada día más intenso gracias a la fundación que creó hace unos años.

A partir de esta semana, la fundación que dirige la princesa heredera proporcionará asesoramiento y apoyo económico a las mujeres más necesitadas de la sociedad danesa.

El proyecto está dirigido a víctimas de violencia física o mental, y a mujeres que a causa de otros problemas personales viven en una situación de precariedad económica.

La iniciativa consta de dos servicios de ayuda:

--El “Consejo para la Vida” ofrece a las mujeres asesoramiento financiero, legal y social, con el objetivo de facilitar la auto-ayuda en su camino hacia una vida sin violencia.

-- El “Consejo de consultoría económica para la Vida” ayudará a las mujeres que lo soliciten a reconducir su manera de gestionar su economía doméstica a través de cursillos en los que se abordarán desde cómo realizar un presupuesto para el mes, hasta como hacer gestiones con el banco.

Cinco años de ayuda constante

Desde 2009, la fundación Mary ha ayudado a más de 1.400 mujeres, que recibieron asesoría financiera, legal y social en el Consejo para la Vida.

Este servicio está extendido por casi todo el país gracias a una gran red de voluntarios que abarca centros locales en Copenhague, Aarhus y Odense, así como doce albergues repartidos por todo el territorio nacional.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·