Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Bélgica

Un diario belga recibe una carta amenazante hacia la reina Fabiola

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El martes se celebraba el día nacional de Bélgica sin incidentes de ningún tipo. Sin embargo, el periódico La Derniére Houre recibía la semana pasada una carta donde se amenazaba a la reina en relación al desfile que tendría lugar el día 21.

No ocurrió nada y las fiestas se sucedieron con tranquilidad, eso sí rodeadas de una seguridad extrema. Durante los últimos meses la familia real se encuentra en una situación incómoda debido a las amenazas a las que se han visto sometidas y el atentado de Apeldoorn el pasado abril hace que dichas amenazas quizá sean tenidas más en cuenta que en otras ocasiones.

En la redacción de La Dernière la carta se leía el pasado miércoles pero la misiva data del día 2 de julio. Iba dirigida a Emanuelle Preat y este no se encontraba trabajando así que por eso el sobre tardó en ser abierto. En un incorrecto francés, el escritor acusa a la reina de barbaridades como que ella envenenó a su difunto marido, que ha donado 6 millones de euros al Vaticano o que en sus frecuentes visitas a Lourdes, golpea a los enfermos con su bastón para que no puedan alcanzarla. El remitente afirma que puede cometerse un atentado el día X utilizando una ballesta o incluso coches bomba.

Pese al peligro que podría suponer una amenaza clara de atentado hacia Fabiola el señalado día, las autoridades no dieron una credibilidad total a la carta, quizá por las ridículas acusaciones que se vertían, quizá porque no cundiera el miedo en el país, pero lo cierto es que se incrementó la presencia policial paisana y la reina utilizó un vehículo cerrado durante toda la jornada.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·