Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Bélgica

Todos sus bienes se destinaron a una fundación benéfica

La casa real belga zanja la polémica sobre la herencia de Fabiola

Algunos de sus 37 sobrinos españoles denunciaron en El Mundo que no han recibido ni un objeto personal de la reina

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Fabiola de Bélgica murió hace más de un año, pero su herencia es todavía objeto de debate. Varios de los 37 sobrinos que tuvo la reina española de los belgas no ven nada claro el destino que se ha dado a los bienes de la que fue esposa del rey Balduino, y la casa real ha salido al paso de estas reclamaciones.

Fabiola de Bélgica, con los reyes Matilde y Felipe. Fabiola de Bélgica, con los reyes Matilde y Felipe.

La polémica comenzó hace una semana. El diario El Mundo publicó un reportaje en el que los sobrinos de Fabiola de Mora y Aragón se mostraban sorprendidos y molestos porque desconocen los términos del testamento de su tía y además no han recibido nada de él, pese a que Fabiola aseguró que ayudaría a sus familiares.

Los sobrinos que hablaron para El Mundo aseguraban en principio que no reclamaban dinero, sino tan sólo algún objeto personal, de valor sentimental. Aunque otros aseguraban que una parte de la familia se está planteando exigir su parte de la herencia de Fabiola, ya que parte del patrimonio que ella dejó no provenía de su matrimonio con el rey de los belgas, sino de sus antepasados nobles españoles.

Para tratar de despejar dudas y zanjar la polémica, un portavoz de la casa real belga salió al paso y declaró a medios locales del país que todos los bienes que poseía Fabiola en el momento de su muerte los dejó a Œuvres de la Reine, una fundación que creó para ayudar a indigentes y familias con necesidades económicas.

Esta fundación ayuda cada año a unas 560 familias con un cheque de 200 euros. Su presupuesto anual ronda los 120.000 euros, gracias al dinero recaudado por las entradas a los invernaderos reales de Laeken.

El detalle de los bienes que poseía se publicará en las próximas semanas. En él se comprobará que, de acuerdo con la última voluntad de Fabiola, todas las posesiones de la reina pasarán a integrar el patrimonio de esta fundación benéfica. Por tanto, no dejó nada a sus sobrinos y otros familiares españoles, de acuerdo con su testamento.

Todavía se desconoce la dimensión total de la herencia. El periódico belga HLN asegura que las estimaciones oscilan entre unos pocos millones hasta los 100 millones de euros, ya que Fabiola fue la única heredera del rey Balduino cuando éste murió en 1993.

Además, hace unos días el primer ministro de Bélgica anunció que el Castillo de Stuyvenberg, donde la reina vivió desde el fallecimiento de su marido, volverá a ser propiedad del organismo público que gestiona el patrimonio de la corona. En un futuro se decidirá su nueva función.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·