Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Bélgica

La ministra Bibiana Aído ejerció de primera dama... de Bélgica en la Expo de Zaragoza

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Demostró no saber tampoco mucho de protocolo. Y es que la ministra de Igualdad pareció pensar en algún momento -así lo comentaron algunos de los que les acompañaban- que debía ejercer de primera dama de Bélgica y no de acompañante. Y es que hay cosas que no se aprenden.

 

FOTOGRAFÍA: IPAPRESS

El Príncipe llegó al recinto junto con el viceprimer ministro y el ministro de Empresa, Didier Reynders y Vincent Van Quickenborne, entre otras autoridades belgas, que causaron gran expectación entre los visitantes de la Expo durante su recorrido, en el que los precedían un grupo de zancos con los colores del país y otro con un traje típico de carnaval acompañados por una pequeña banda de música. Es decir, que el heredero de Bélgica iba bien acompañado.

Tras la interpretación de los himnos y el izado de banderas, Felipe de Bélgica firmó en el libro de honor de la Expo, a la que obsequió con un jarrón de la fábrica Val Saint Lambert. Pero al margen de los regalos y del recuerdo para los 50 años de la celebración de la Expo de Bruselas que tuvo el Príncipe, lo que quedó claro a todos es que Bibiana le había robado el protagonismo la Príncipe Felipe, hasta el punto que se permitió decir, no solo lo que debía hacer España con el agua, sino también Bélgica.

Señaló Aído que para España y Bélgica es prioritario como objetivo del Milenio reducir a la mitad las personas sin acceso al agua en 2015. El viceprimer ministro y el ministro de Empresa belgas sonreían. Los demás pasaban un sofoco. Y no por el calor.